Colombia: Mientras se negocia la paz, en el Cauca continua la violación a los derechos humanos

Resaltamos el importante avance de los diálogos de Paz en La Habana, el compromiso de cese unilateral al fuego por parte de las Farc y la discusión de un posible cese bilateral, que ha reducido significativamente las acciones bélicas en los territorios y la afectación de la población civil. Sin embargo, la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca, denunciamos ante la opinión pública nacional internacional que el fin del 2014 y lo trascurrido del año 2015 se ha incrementado la violación a los Derechos Humanos en el departamento, bajo la forma de homicidios de líderes sociales, de defensores de derechos humanos, atentados y amenazas, así como también del aumento de los feminicidios y ejecuciones extrajudiciales.

Las cifras emitidas por el Observatorio de Derechos Humanos y DIH de la Red por la Vida, indican que en el Cauca entre los meses de diciembre de 2014 y enero de 2015, al menos diez colectivos de indígenas, campesinos y afrodescendientes han sido amenazados mediante panfletos, llamadas telefónicas y mensajes de texto firmadas por “Los Rastrojos”, “Águilas Negras” y otros sin identificar, en las que se intimida a sus dirigentes por oponerse al desarrollo de la minería ilegal y trasnacional en sus territorios. Dentro de las organizaciones y líderes que más han sido afectados, se encuentran los y las integrantes de la Unidad de Organizaciones Afrocaucanas -UAFROC y de la “Movilización de Mujeres Afrodescendientes por el Cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales” de Suarez, quienes además han sido víctimas de atentados contra su vida y el desplazamiento forzado. De igual manera, líderes delegados a la Consultiva Nacional para Comunidades Afro, fueron amenazados a través de panfletos distribuidos en la cabecera municipal de Guapi.

Las organizaciones integrantes de la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca alertamos sobre el asesinato contra líderes y defensores de derechos humanos. En un periodo de dos meses fueron asesinados 2 líderes sociales y 1 funcionario público: el 9 de diciembre de 2014, en la vía que de Popayán conduce al municipio de Puracé fue muerto por sicarios ELKIN DARIO MOMPOTES quien se desempeñaba como presidente de la Empresa Minera Indígena; El 15 de enero de 2015 se presentó el asesinato de EMIRO MEDINA VELASCO Jefe de la Oficina Jurídica Municipal de Caloto y el 4 de febrero, hombres vestidos de civil que se movilizaban en una motocicleta asesinaron a HERIBERTO NARVAÉZ, líder campesino del municipio de El Patía.

Todos estos hechos sumados al asesinato del líder CARLOS PEDRAZA integrante del Congreso de los Pueblos ocurrido en zona rural de Bogotá, evidencian la falta de garantías para la labor de defensa de los derechos humanos y la participación en la construcción de la paz en el país.

Las mujeres han sido también uno de los grupos poblacionales duramente afectados en este periodo, al menos 8 homicidios y/o feminicidios han sido registrados por el Observatorio de Derechos Humanos y DIH de la Red por la Vida, cifra que comparada con el periodo anterior evidencia un incremento de 50%, a ello se suma las reiteradas amenazas e intimidaciones de la que han sido víctimas las mujeres afrodescendientes del norte del Cauca quienes se movilizaron el año pasado en defensa del territorio y contra la minería ilegal, que ha costado entre otros, el desplazamiento forzado de la lideresa FRANCIA MÁRQUEZ y su familia.

Este año inició también con hechos que las comunidades denuncian como exceso de fuerza y autoridad por parte de militares adscritos a la Brigada No. 29 del Ejército Nacional, el 18 de enero en el corregimiento de El Plateado en el municipio de Argellia (Cauca), fue asesinado FAIBER CUELLAR de 28 años de edad, a manos de los militares que luego de darle una orden de pare en un retén le dispararon indiscriminadamente.

Durante los primeros días del año se ha registrado un aumento de la violencia social no política, que al momento deja al menos 48 personas entre los 18 y 30 años de edad asesinadas a manos de sicarios, hechos ocurridos principalmente en los municipios de Santander de Quilichao, Popayán, Puerto Tejada y El Tambo.

La Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca insta al Gobierno Colombiano a cumplir con su responsabilidad de garantizar la vida y los derechos humanos, a investigar y sancionar ejemplarmente los responsables de estos hechos, generar las condiciones necesarias para proteger de manera efectiva a defensoras y defensores de Derechos Humanos y sus organizaciones. La Paz no será posible si no existen garantías para La defensa de los derechos humanos y para la participación de la población, sus organizaciones y líderes sociales en la construcción de la misma.

Popayán, 9 de febrero de 2015.

Tejiendo Vida y Dignidad para el Cauca

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Os Grandes projetos na Amazônia e seus impactos

De volta à Pangéia: um dos contos DESnaturalizados de Brenda Mar(que)s Pena do Imersão Latina