Previsiones económicas para el 2013

Germán Gorraiz López*
ALAI AMLATINA

El fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos, por lo que la irrupción de la crisis económica en la aldea global ha provocado la aparición de nuevos retos para gobiernos e instituciones sumidas en el desconcierto y en la incredulidad, retornando lenta pero inexorablemente a ciclos económicos regresivos desconocidos desde la II Guerra Mundial.


Orígen de la crisis
La política suicida de las principales entidades bancarias mundiales en la concesión de créditos e hipotecas de alto riesgo aparece como detonante de la crisis de las subprime de EEUU, seguida de la aparición de los activos tóxicos, un goteo incesante de insolvencias bancarias, una severa contracción de los préstamos bancarios y una alarmante falta de liquidez monetaria y de confianza en las instituciones financieras con un costo estimado de 4,5 billones para países como EEUU, Reino Unido y Japón y 2,5 billones para la UE.

Estallido de la burbuja inmobiliaria que ha provocado el hundimiento del castillo de naipes económicos de EEUU ( Florida, California y New York) y los países periféricos europeos (Irlanda, Italia, Grecia, Portugal y España) pues sus economías se han basado en el último decenio en la conocida "dieta mediterránea" cuyos ingredientes principales eran el "boom" urbanístico, el turismo y el consumo interno y que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008).

Todo ello ha originado la desestabilización económica global y el estancamiento o entrada en recesión de las principales potencias económicas mundiales, dibujándose un escenario a cinco años en el que se podría regresar al proteccionismo económico, con la subsiguiente contracción del comercio mundial y posterior finiquito a la globalización económica.

Riesgo de una nueva recesión económica mundial: La crisis de deuda en la eurozona y ciertos indicadores macroeconómicos recientes de países como Alemania, China o EEUU han alertado del riesgo de que el escenario recesivo regrese a la economía mundial en 2013, tal como ha advertido el FMI y según europapress, la Reserva Federal (Fed), ha rebajado sus previsiones económicas hasta la horquilla del 1,9- 2,4% para el 2012 y ha elevado levemente su previsión sobre la tasa de paro para este año (entre el 8% y el 8,2%).

Además, los expertos del FMI estimaron que una consolidación fiscal en EEUU de alrededor del 4% del PIB en 2013 "podría reducir el crecimiento anual muy por debajo del 1%, algo que resultaría en una contracción de la mayor economía del mundo el próximo año”, lo que aunado con la inevitable depreciación del euro frente al dólar debido a los problemas de deuda soberana en la Eurozona y un posible repunte del precio del crudo debido a factores geopolíticos desestabilizantes , podría dar lugar a episodios de estanflación en EEUU y la Eurozona para el 2013 y producir un nuevo crash bursátil .

Países del Tercer Mundo
Inflación desbocada e incremento espectacular de la deuda exterior, debido a la necesidad imperiosa de importar cantidades ingentes de alimentos para abastecer a sus habitantes ante la alarmante carestía de productos agrícolas básicos para su alimentación (trigo, maíz, mijo, sorgo y arroz) aunado con el estrangulamiento de sus exportaciones, lo que obligará a una gran parte de su población a vivir por debajo del umbral de la pobreza.

Por otra parte, el estancamiento del precio del crudo en el bienio 2008-2010 (a pesar de los sucesivos recortes de producción por parte de la OPEP) debido a la severa contracción de la demanda mundial y a la huida de los brokers especulativos , imposibilitará a los países productores conseguir precios competitivos (rondando los 90 $) que permitirían la necesaria inversión en infraestructuras energéticas y búsqueda de nuevas explotaciones, lo que podría dibujar un escenario de estrangulamiento de la producción mundial del crudo una vez superada la actual crisis económica global en el horizonte del 2015.

Ello originará presumiblemente una psicosis de desabastecimiento y el incremento espectacular del precio del crudo (rozando los 150 $) que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas, lo que aunado con la aplicación de restricciones a la exportación de los principales productores mundiales para asegurar su autoabastecimiento terminará por producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial.

¿Hacia la crisis alimentaria mundial?:

La carestía de productos agrícolas básicos para la alimentación (trigo, maíz, arroz, sorgo y mijo) y el incremento bestial de dichos productos en los mercados mundiales que tuvo su punta de iceberg en el 2.007, irá presumiblemente “in crescendo” a lo largo de la próxima década.

Ello estaría provocado por el desarrollo económico suicida de los países del Tercer Mundo con crecimientos desmesurados de macrourbes y megacomplejos turísticos y la consiguiente reducción de superficie dedicada al cultivo agrícola aunado con el cambio de patrones de consumo de los países emergentes debido al aumento espectacular de la clases medias y su poder adquisitivo y la fortaleza del dólar y el alza de los precios del crudo con el consiguiente desvío de inversiones especulativas a mercados de materias primas (commodities).

A ello ha contribuido el incremento del uso por los países del primer mundo de tecnologías depredadoras (biocombustibles) que bajo la etiqueta BIO de países respetuosos con el medio ambiente no han dudado en fagocitar ingentes cantidades de maíz destinadas en un principio a la alimentación para la producción de biodiesel, aunado con inusuales sequías e inundaciones en los principales graneros mundiales.

Así, según prensa.com, la amenaza de daños a las cosechas en amplias regiones de Estados Unidos por la ola de calor y la persistente sequía está teniendo un efecto inmediato en el alza del precio de los cereales y la soja alcanzó en la Bolsa de Futuros de Chicago (CBOT) un nuevo récord y el maíz se situó en el precio más alto en cuatro años (subidas rozando el 30%), todo lo cual derivará en el horizonte del 2016 en una hambruna desconocida que afectará sobre todo a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Egipto, India, China, Bangladesh, Corea del Norte, Mongolia y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana y pudiendo pasar la población atrapada en la inanición de los 1.000 millones actuales a los 2.000 millones previstos por los analistas.


Lea el artículo en: http://alainet.org/active/59936
____________________________________
Agencia Latinoamericana de Informacion
email: info@alainet.org

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Os Grandes projetos na Amazônia e seus impactos

De volta à Pangéia: um dos contos DESnaturalizados de Brenda Mar(que)s Pena do Imersão Latina